Pero hay que comprar ORO o no

noviembre 4, 2008

La verdad es que no le se. Estamos en tiempos de burbuja…los activos tienden a inflacionarse o a deflacionarse de forma rápida. Supongo que tenemos que tener un escenario ecónomico en la cabeza y sobre este tomar las decisiones. Supongamos que tenemos unos ahorrillos…digamos 50.000€ qué hacemos…:

1) Escenario Desastre “Salvase quien pueda”….decisión de compra Oro: Erronea (el gobierno obliga a cambiar oro por dinero -vease “2nda Guerra Mundial”

2) Escenario mal, muy mal “I” ….decisión de compra Oro: Correcta (hiperinflación, oro mantenemos poder adquisitivo)

3) Escenario larga recesión “L”….decisión de compra de Oro: Erronea  (recesión paises emergentes)

4) Escenario “V”…….decisión de compra de Oro: Correcta (tirón materias primas)

Seguieremos trabajando en los escenarios


La liquidez de oro implica una alta volatilidad

diciembre 23, 2008

si señores, no se piensen que por ser ORO el precio no fluctua…miren este articulo….

Parecía el escenario perfecto para una nueva fiebre del oro. En la semana del 6 de octubre de 2008, los mercados de valores del mundo entero cayeron un 15% y más también.

El fin de semana siguiente, los dirigentes de los países de los grupos conocidos como G7 y G20 se reunieron con urgencia para analizar la creciente crisis financiera, sin certeza alguna de poder encontrar una solución.

Las instituciones financieras de ambos lados del Océano Atlántico sufrían fuertes presiones y aumentaba la alarma general por la gravedad de la situación financiera.

Para muchos inversores, sacudidos por los acontecimientos y llevados por sus preocupaciones, la opción de comprar oro el refugio más seguro en épocas de turbulencia – no planteaba ninguna duda.

Sin embargo, el 10 de octubre, mientras los ansiosos compradores hacían cola frente a las tiendas de monedas en Londres, el precio del oro bajó de 913 dólares a 850 dólares la onza. Y, el 27 de octubre, la agencia de noticias Dow Jones informó que un lingote de una onza de oro puro de 24 quilates se vendió en Ebay por 835 dólares. Mientras tanto, la onza de oro de papel es decir, el oro que se comercializa en el mercado de contado (o mercado spot)- se vendía a sólo 729 dólares.

He aquí la gran paradoja: si bien la demanda del oro aumentaba, los precios bajaban. ¿Qué ocurría? Una posible explicación posible que, a pesar del aumento de demanda, pareciera haber bastante oro disponible. No obstante, ¿quién querría vender oro en un momento tan inquietante?

Para los economistas, el oro es líquido es decir, se puede vender fácilmente para obtener efectivo. Sin embargo, no es exactamente lo mismo que tener efectivo. Durante una crisis financiera como la actual, justamente lo que falta en la economía es dinero en efectivo. Ha sido imposible conseguir préstamos en efectivo y, en especial, contar con efectivo para afrontar los vencimientos de obligaciones y demandas de cobertura suplementaria. La escasez de efectivo lleva a muchos operadores del mercado a deshacerse con rapidez de sus activos, incluso su oro.

Entonces, el oro, de hecho, es víctima de su propia buena reputación: atrae a la gente que busca un activo seguro, pero su facilidad de liquidez debilita la estabilidad de su precio. Efectivamente, la volatilidad del precio del oro ha alcanzado un nivel de alrededor de dos tercios de la volatilidad extrema del mercado bursátil estadounidense en los últimos dos meses.

¿Acaso esto quiere decir que no conviene invertir en oro? De ninguna manera. A pesar de su elevada volatilidad actual, el oro todavía ofrece una buena protección para las épocas de inestabilidad. Más aún, dado el enorme nivel de deuda de los gobiernos del mundo entero y la subida inminente de emisión de dinero para combatir la incipiente recesión global, es muy posible que, en el futuro cercano, se reavive la preocupación por la inflación. En nuestra opinión, esta situación plantea un argumento a favor del oro.

Cabe señalar que los inversores que opten por el oro deben ser disciplinados. A menudo, los inversores sienten un apego emocional por este metal. Con toda tranquilidad, declaran: El oro es la inversión más segura de mi cartera y nunca lo voy a vender. Este tipo de lealtad es injustificada y puede resultar costosa. Luego de superar los 600 dólares por onza en 1980, el oro tardó un cuarto de siglo en alcanzar ese nivel otra vez.

El inversor inteligente compra oro con un precio objetivo en mente y un tope firme de pérdida, decidido a vender en cuanto se cumpla una de esas dos condiciones.

 

*La autora es analista senior del UBS Wealth Management Research.


Parece que la demanda de oro sigue creciendo

diciembre 23, 2008

….pq?? no se da cuenta la gente que estamos en otra burbuja!!

Cerca del lago de Lugano, tiene su sede Argor-Heraeus, la tercera refinería de oro mas grande del mundo. En esta refinería se trabaja 24 horas al día para satisfacer la demanda de inversores preocupados por la recesión. Si bien en Suiza no se extrae oro del subsuelo, es en este país donde se encuentran las sedes de las mayores refinerías de metales preciosos del mundo, como Argor-Heraeus o PAMP. Se estima que, el 40% de todo el oro extraído anualmente, se refina en Suiza.

 

“Estamos a plena capacidad y no podemos hacer frente a la demanda”

Argor-Heraeus pertenece a la Casa de la Moneda de Austria y a una filial del Commerzbank alemán. Tiene como clientes principales a bancos centrales y comerciales. Procesa anualmente entre 350 y 400 toneladas de oro y unas 300 toneladas de plata.

“Llevo en el negocio del oro 30 años, y nunca he visto algo como lo que esta sucediendo. La producción ha aumentado de manera espectacular desde mediados de año. No podemos hacer frente a la demanda.” señaló Bernhard Schnellmann, director de metales preciosos de la refinería Argor-Heraeus. La fundición de Argor-Heraeus opera a plena capacidad, en tres turnos de ocho horas al día.

La inestabilidad financiera ha disparado la demanda de oro

En el tercer trimestre de 2008, la demanda de oro en lingotes y monedas en Suiza se elevo hasta seis veces, a 21 toneladas, más que en cualquier otro país europeo.

 “Las preocupaciones sobre la debacle que esta experimentando el sistema financiero internacional han impulsado la demanda de oro físico. India, China y el Oriente Medio son los mayores importadores de oro, especialmente para joyas. Sin embargo, la demanda de oro físico también se ha disparado en Europa.” señala el Consejo Mundial del Oro.

Lista de espera para la compra de monedas y lingotes

La venta de oro para inversión aumentó un 121% en el tercer trimestre de 2008. Durante el mismo período las compras de lingotes de oro, que se suelen comprar a través de los bancos comerciales, se incrementaron casi un 60%, sobre todo en Suiza, Alemania y los Estados Unidos.

Asimismo poco después de la caída de Lehman Brothers en septiembre, se noto un aumento en la demanda de oro entre los inversores profesionales.

Los clientes que quieren comprar oro en lindotes de 10 Kg., tienen que esperar aproximadamente un mes. Para la compra de monedas o lingotes, la espera es entre seis a ocho semanas. Hace un año, estos productos podían adquirirse en un par de días.

El lingote de 1 kilo entre los más vendidos

“Desde el verano hemos experimentado un fuerte aumento de la demanda de oro para determinados productos. El lingote de 1 kilo esta muy demandado,” dijo Fiorenzo Arbini, de Pamp, otro gigante de la refinería de los metales preciosos. “La gente solía comprar certificados, ahora demanda oro físico,” añadió.

El oro tiene la imagen de ser un activo de último recurso. Esto podría ser considerado de alguna manera anticuado, pero así es como piensa un número suficientemente grande de personas con grandes sumas de dinero,” indicó Stephen Briggs, estratega de metales en el Royal Bank of Scotland Global Banking & Markets.


Reuters “Oro cae por ventas asociadas a temor a recesión”

noviembre 6, 2008

El oro cayó el jueves un 1 por ciento, borrando ganancias previas de la sesión, porque nuevas preocupaciones por una recesión mundial llevaron a los fondos a abandonar activos desde el oro hasta las materias primas y las acciones.

El oro al contado cotizaba a las 1957 GMT a 734,30 dólares, con una baja del 0,9 por ciento respecto del cierre del miércoles de 740,60 dólares.

 

En la división de metales COMEX de la Bolsa Mercantil de Nueva York, los futuros de diciembre cerraron con una baja de 10,20 dólares, o un 1,4 por ciento, a 732,20 dólares.

 

Los mercados bursátiles de Europa y Norteamérica cayeron pese a una serie de recortes de las tasas de interés por parte de bancos centrales. El Banco Central Europeo, el Banco de Inglaterra y el Banco Nacional de Suiza redujeron el costo de los créditos.

 

Las acciones estadounidenses se desplomaron. El Dow Jones y el S&P 500 cayeron cerca de un 5 por ciento, lo que desencadenó una liquidación amplia de las materias primas, debido a que los inversores en acciones buscaron dinero para cubrir sus pérdidas, dijeron operadores.

 

El desplome de los precios del petróleo también incidió en el oro. Los futuros de crudo estadounidense cayeron cerca de un 5 por ciento, a apenas por encima de los 60 dólares el barril.

 

Sin embargo, en un plazo más largo el oro debería de beneficiarse como refugio frente a la profundización de la desaceleración económica, dijeron operadores.

 

“Las cosas van a ser bastante negativas en el cuarto trimestre y el oro está comenzando a reaccionar a ello”, dijo el analistas Daniel Smith de Standard Chartered.


El financiero: “Rebota la onza de oro “

noviembre 4, 2008

3 de noviembre.- La onza troy de oro avanzó el lunes por primera ocasión en tres sesiones en el Commodity Exchange (Comex), después de experimentar en octubre su mayor caída mensual desde marzo de 1980, a medida que un sector de la comunidad inversora aprovechó el precio bajo del metal precioso.

El contrato del oro para entrega en diciembre avanzó 8.60 dólares, o bien, 1.2 por ciento, para cerrar en 726.80 dólares la onza.

El convenio más activo del metal dorado acumuló en octubre una caída de 18 por ciento, la más amplia desde marzo de 1980, reprimido por las expectativas de una caída de la demanda mundial de las materias primas y por la fuerte apreciación del 9.7 por ciento del dólar frente al euro en ese periodo.

El metal dorado, que se ubica un 30 por ciento debajo de su récord de mil 033.90 dólares establecido el 17 de marzo, se enfila a su primera declinación anual desde 2000, al experimentar una caída de 13 por ciento en dicho periodo.

Los agentes del mercado comentaron que el metal precioso también encontró algo de soporte en la “incertidumbre” previo elección presidencial en Estados Unidos.

En tanto, el contrato sobre la plata con liquidación en diciembre avanzó 2 centavos para cerrar en 9.75 dólares la onza. El metal registró una merma de 21 por ciento en octubre para ampliar su caída en lo que va del año a 35 por ciento. (Con información de Finsat/MCH)


Cotizalia: “Dos anomalías de mercado: el oro y los beneficios empresariales esconden el riesgo deflacionista”

noviembre 4, 2008

Hay cosas que no cuadran. Van contra natura. Como que el aceite fluya por debajo del agua o que llueva en dirección al cielo. En los mercados también pasa, hasta que se rompe la situación y las aguas vuelven a su cauce. Contra la razón también choca que la curva de tipos de interés estuviese invertida, esto es, que el dinero a corto plazo valga más que a largo -que sólo por el horizonte temporal tiene más riesgo-, como sucedió en la época conundrum -enigma- de Alan Greenspan. Finalmente, la inversión de dicha curva ha desembocado en una recesión económica, como ya ocurriera en 2000 y en otras cinco ocasiones desde los años 60. EEUU pisó la semana pasada el terreno de la contracción economica, una línea que viene bordeando desde septiembre de 2007. De la misma manera, dos indicadores financieros se están moviendo en un terreno que no les corresponde desde el verano pasado.

Se trata del oro y de los beneficios empresariales de los grupos cotizados, que se encuentran infravalorados por el riesgo incipiente de deflación sobre la economías occidentales. El comportamiento del vil metal dorado es el más evidente en las pantallas. Al oro se le considera el termómetro de la incertidumbre financiera, del miedo, el activo refugio por excelencia… Pero también tiene otro sobrenombre para los inversores: el escudo contra la inflación. En pleno tsunami bancario el pasado mes de septiembre, con la quiebra de Lehman Brothers y las intervenciones sobre Merrill Lynch, AIG, Wachovia y WaMu, la onza de oro no sólo no se fue para arriba -siguiento la lógica del dinero-, sino que se vino abajo. Lejos quedan los más de 1.000 dólares por onza troy que alcanzó en el primer semestre de 2008.

Ahora se mueve ligeramente por encima de los 720 dólares por onza troy, el equivalente a unos 28 gramos. “Como el último depósito de valor, creemos que tres variables pueden explicar los cambios sufridos en el precio del oro: el riesgo, la moneda y los precios de las materias primas”, explica Francisco Blanch, estratega jefe de commodities para Merrill Lynch en un informe reciente. Partiendo de este marco, el analista cree que el oro se encamina hacia los 1.500 dólares en tres etapas.

“En primer lugar, el estallido de la crisis de crédito en agosto de 2007 ha empujado inicialmente al alza al oro. Una segunda etapa que se vinculará a un proceso de debilidad del dólar. Finalmente, cuando los mercados de divisas se estabilicen, la tercera etapa en la apreciación del oro podría estar dirigida por una recuperación del precio de la energía”, dice Blanch, que termina curándose en salud advirtiendo del gran riesgo para que su escenario tipo no se cumpla. “Una muy amplia y duradera recesión mundial, con una espiral deflacionista que podría reducir el atractivo del oro”, concluye. Hasta ahora, los inversores compraban oro para cubrirse de la inflación, especialmente, los estadounidenses o aquellos que operan con el dólar como divisa base. La correlación entre el billete verde, primera divisa reserva, y oro, activo reserva por excelencia, todavía no se ha roto, pero puede que lo haga en el futuro si se cumple el escenario deflacionista que se viene descontando desde octubre.

La bolsa, barata por beneficios empresariales, barrunta la desaceleración

La extraña pareja del oro en las anomalías de mercado es la cotización que los beneficios empresariales están teniendo en bolsa. La caída próxima al 50% que han llegado a sufrir numerosos índices nacionales de acciones, caso del Ibex 35, ha dejado a las acciones excesivamente baratas en la relación entre precio y beneficios esperados, el ratio PER (price earning ratio), que recoge el número de veces que el beneficio queda recogido en la cotización. Previamente al reciente rally bursátil, que se inició el pasado miércoles,  la bolsa cotizaba con un PER de 10 veces en el caso del S&P 500, según estimaciones de Thomson Reuters, que en el caso del Ibex 35 también se situaban cerca de ese nivel de 10 veces.

“En este momento, la previsión para el cuarto trimestre del ratio PER se mantiene en torno a 10 veces, que se encuentra por encima de las semanas anteriores (9,2 veces) y por debajo de la media anual prevista para el cuatro trimestre de 13,5 veces”, señala en un informe John Butters, director de Thomson Reuters en EEUU. Históricamente, la relación entre beneficios y valoración en bolsa se sitúa en el entorno de 15-16 veces. Desde este punto de vista, la bolsa está barata. Muy barata.

Incluso, muchas compañías cotizan por debajo de su ‘valor en libros’, una cifra base de valoración base que se corresponde con la suma del capital social, las reservas; menos el importe de las emisiones preferentes a precio de liquidación; y dividido entre el número de acciones de la sociedad. Es el también denominado más coloquialmente como precio base, de saldo o de venta forzada. En el caso del mercado español, grandes compañías como Repsol, Gas Natural, Santander o Acciona se encuentran en el nivel de valor en libros, pese a que sus beneficios siguen creciendo.

Sin embargo, los expertos auguran que se mantenga la desaceleración de beneficios o entrada en pérdidas de muchas empresas. Es el caso del sector financiero del S&P 500, en el que el ritmo de caída de ganancias supera en este trimestre el 80% debido a las pérdidas extraordinarias de numerosas entidades. La bolsa, excesivamente pesimista, descuenta un escenario en el que los resultados empresariales actuales no son sostenibles y se sigan reduciendo conforme el reloj de la recesión corre. Y ya está en marcha.


Post Leido en Forocoches

noviembre 2, 2008

3000 euritos. Eso es lo que voy a comprar…a la espera de ver la situacion y si me gasto todos mis ahorros en un 118D (me faltan unos 5000 euros +-)

Habia pensado en
El kilo de oro vale 18.000 euros(+-)

Pero claro…jejeje…yo solo voy a invertir 3000.
Pues me pillo…..

1 de 100 gramos(1800 euros)

5 de 10 gramos(no están a escala real).180 euros/pieza

2 de 5 gramos(90 euros pieza)

y 3 de 2 gramos(45 euros/pieza)

TOTAL: 1800 + 5×180 + 2×90 + 3×45 = 3015 euros

************************************************** ****

EDITADO***************MONEDAS Y LINGOTILLOS**********

La filarmonica de viena 1 onza.592 euros.

Aqui en plata..SOLO 14,55 euros!!!!!!

El kruregar (o como coño se escriba ) 1 onza.

La mapple. 1 onza (ya sabeis…sobre los 600 lereles)

Lingotillos desde 1 gramo (23 euros)

La Eagle. 1 Onza (600 eurete +-)

Esta es mi debilidad…
la panda china del 2008

Que GUAPAS ESTAS BARRITAS DE 1, 5 y 10 onzas de plata…

Que bonita esta bolsita….plata al 90%


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.